En Estados Unidos, el presidente Joe Biden, dijo el domingo 22 de mayo que los casos recientes de viruela del mono o símica identificados en Europa y Estados Unidos son algo “de lo que preocuparse”.

“Es una preocupación en el sentido de que si se extendiera, tendría consecuencias”, añadió Biden en sus primeras declaraciones públicas sobre la enfermedad.

El presidente respondió a una pregunta sobre la enfermedad cuando hablaba con periodistas en la Base Aérea de Osan, en Corea del Sur, donde visitó a las tropas antes de despegar hacia Japón, en su primera gira en Asia como presidente.

“Todavía no me han dicho el nivel de exposición, pero es algo que debe preocupar a todo el mundo”, dijo Biden. Añadió que había trabajos en marcha para determinar qué vacuna podría ser eficaz.

El asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, dijo a la prensa a bordo del vuelo a Tokio que Estados Unidos tiene suministros de “una vacuna relevante para tratar la viruela símica”.

“Tenemos vacuna disponible para su despliegue con ese fin”, dijo. Sullivan agregó que se mantenía informado a Biden sobre la evolución del brote.

La viruela símica no suele identificarse fuera de África, pero para el viernes había 80 casos confirmados en todo el mundo, incluidos al menos dos en Estados Unidos y otros 50 posibles casos.

Aunque la enfermedad pertenece a la misma familia de virus que la viruela, sus síntomas son más leves. Los enfermos suelen recuperarse en dos a cuatro semanas sin necesidad de hospitalización, pero en ocasiones resulta mortal.

También este domingo, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA, en inglés) confirmó que “cada día” se ven nuevos casos de viruela del mono en el país, donde se está transmitiendo entre la población sin que haya un vínculo directo con las zonas del mundo donde el virus es endémico.

La principal asesora médica de la agencia, Susan Hopkins, dijo a la BBC que “no hay duda” de que la viruela del mono se contagia ya de forma comunitaria, y previó que el número de casos habrá aumentado de la veintena actual cuando el lunes se actualicen los datos.

“Estamos detectando más casos a diario y agradecemos que las personas con síntomas se acerquen a las clínicas de salud sexual, a los médicos de cabecera y a los departamentos de urgencias para hacerse pruebas”, afirmó.

“Vemos muchos casos que no han tenido ningún contacto con un individuo de África occidental”, donde anteriormente había podido trazarse el origen de la cadena de transmisión, apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.