Por Jorge A. Leyva

Andrés Manuel López Obrador anda de semblante feliz, los gobernadores constitucionales y los electos del sureste conviven en una civilidad democrática que pareciera de países de Europa o del vecino país del Norte. En ese marco, en Palenque -donde por cierto está el rancho de Andrés Manuel López Obrador, ese que lleva por nombre La Chingada- el presidente electo dio a conocer que los gobiernos de Tabasco y Chiapas arrancarán el proyecto del Tren Maya que para este 2019 ya cuenta según lo dado a conocer, con un presupuesto de 16 mil millones de pesos.

La construcción del Tren Maya turístico, de pasajeros y de carga no ha sorteado problemas menores, primero porque en la Riviera Maya y otros lugares turísticos piensan que se desviarán los recursos del Fondo de Promoción Turística, y eso tiene nerviosos también todos los empresarios del ramo turístico en todo el país. Y es que la falta de promoción de los destinos turísticos de México en todo el mundo, bajaría considerablemente los ingresos que ya genera de manera constante la industria sin chimeneas para el país. Ayer, ese punto parece haberse sorteado. Se ha aclarado que los recursos para la construcción serán de los ahorros que resulten de los ajustes al gasto corriente.

Pero no sólo eso. La inversión proyectada alcanzaría los 150 mil millones de pesos, y para formar esa gran bolsa tendría que acudirse a distintos tipos de bolsas, porque primero parte de los recursos saldrían de los recursos públicos, otra parte de la iniciativa privada, una más de los impuestos al turismo, y como le comentaba, otra parte de los ahorros por ajuste a gasto corriente. Pero existen otros temas como las concesiones y los derechos de vía para el desarrollo del proyecto; y se espera además inversión privada nacional y extranjera para el tendido de las vías; además de la instalación de estaciones y restaurantes.

Andrés López Obrador presentó el anteproyecto a los gobernadores en funciones y a los electos, de Tabasco Arturo Núñez y Adán Augusto López, de Yucatán Rolando Zapata Bello y Mauricio Villa, Carlos Joaquín González, Quintana Roo, así como Alejandro Moreno de Campeche y el anfitrión Manuel Velasco Coello. Todos felices, contentos y en espera de arrancar esta primera etapa de la estación del Tren Maya que promete reactivar el sureste mexicano. Y que a decir verdad mucho tiempo ha sido olvidado por los gobiernos federales. ¿Les alcanzará el tiempo y los recursos?

Datos duros: Tren Maya será un tren de carga, pasajeros y turístico. La meta es que sea concluido en cuatro años con una inversión pública y privada de hasta 150 mil millones de pesos. La obra recorrería mil 500 kilómetros. El proyecto contempla 17 estaciones que significará un recorrido turístico y cultural por Palenque, Tenosique, Escárcega, Calakmul, Xpujil, Bacalar, FC Puerto, Tulúm, Playa del Carmen, puerto Morelos, Cancún, Valladolid, Chichén Itzá, Izamal, Mérida, Maxcanú y Campeche. Les comparto nuestro correo electrónico: jordymx@hotmail.com y en twitter nos puedes encontrar como: @JorgeLeyva_