En redes sociales hay videos que muestra en pocos segundos las 12 horas de expansión de las olas causados por erupción volcánica. Desde Tonga hasta las costas de México y Estados Unidos. Desde el espacio se puede observar la expansión de la columna eruptiva, cubriendo cientos de kilómetros cuadrados.

Y es que resulta impresionante la conexión e intercambio planetario de materia, energía e información que provoca el movimiento en un rincón de nuestra Tierra viva, orgánica. Aquí compartimos un el modelo de la expansión del oleaje – tsunami después de erupción del volcán Hunga en Tonga de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA)  y la expansión de las nubes de descargas eléctricas dentro de la erupción volcánica.

Si bien hay reportes de daños significativos en la nación insular de Tonga, en el Pacífico Sur, tras la masiva erupción volcánica que provocó un tsunami el sábado 15 de enero, los problemas de comunicación han impedido obtener una imagen completa de la situación. Lo cierto es que hasta el momento no se han reportado muertes o heridos en Tonga.

Desafortunadamente sí hay informes de dos víctimas al otro lado del océano, en Perú, a unos 10.000 km de la erupción volcánica; donde la policía peruana informó que en una playa conocida como Naylamp, en Lambayeque en la provincia de Chiclayo, en el norte del país, dos mujeres fueron superadas por «oleaje anómalo» el sábado y se ahogaron al ser arrastrado el vehículo donde iban por las altas olas provocadas por el tsunami menor.

Pero regresando a la isla de Tonga se cree que hasta 80.000 personas pueden haber resultado afectadas por el evento, expuso la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC).

Internet y las comunicaciones telefónicas en la isla son extremadamente limitadas y las áreas costeras periféricas permanecen aisladas, por lo cual no ha queda claro cuál es la magnitud real de los daños.

«Se han informado daños significativos a lo largo de la costa occidental de Tongatapu, incluidos los centros turísticos y la zona costera del norte de Nuku’alofa», publicó en Facebook la Alta Comisión de Nueva Zelanda en Tonga, refiriéndose a la isla principal de Tonga. Además «Queda una gruesa capa de ceniza en Tongatapu», agregó.

En particular, hay mucha preocupación sobre la situación en las islas exteriores remotas. La Fuerza de Defensa de Nueva Zelanda tuiteó que un avión había partido hacia Tonga para «ayudar en una evaluación de impacto inicial del área y las islas bajas». Katie Greenwood, de la IFRC en Fiyi, dijo que se necesitaba ayuda con urgencia.

«Sospechamos que podría haber hasta 80.000 personas en Tonga afectadas por la erupción en sí o por la ola del tsunami y la inundación como resultado de la erupción», dijo.

«Eso fue un shock para la gente, por lo que tenemos cierta preocupación por esas islas exteriores y estamos muy interesados en saber de la gente», agregó.

Los residentes locales dicen que Tonga parece «un paisaje lunar» tras haber sido cubierta por una capa de ceniza volcánica.

El polvo está contaminando los flujos de agua y ahora mismo el agua fresca se ha convertido en una necesidad, según Ardern.

Las organizaciones benéficas declararon que la ceniza y el humo habían llevado a las autoridades a pedir que los habitantes beban agua embotellada y usen mascarillas para proteger sus pulmones.

Una de las peores erupciones en décadas
El volcán submarino escupió una columna de ceniza al cielo y provocó advertencias de olas de 1,2 metros. La erupción fue tan fuerte que se pudo escuchar en Nueva Zelanda, a 2.383 km de Tonga.

Mientras el cielo se cubría de ceniza, varios videos mostraron los atascos de tráfico y cómo muchos huían en autos de las zonas más bajas. Horas después, las líneas de teléfono e internet se cayeron en Tonga, dejando sin prácticamente comunicación a los 105.000 residentes de la isla.

La energía en algunas partes de Tonga se ha ido restableciendo y los teléfonos móviles estaban comenzando a funcionar lentamente. Sin embargo, la situación en algunas zonas costeras sigue siendo desconocida.

Incapaces de hablar con sus amigos y familiares, muchos tonganos en Australia y Nueva Zelanda estaban preocupados por su seguridad.

Las imágenes en redes sociales muestran la desolación causada por las inundaciones.

Nueva Zelanda y Australia están enviando vuelos de vigilancia para evaluar el alcance de los daños.

Imágenes de satélite muestran que algunas islas menores han sido completamente sumergidas bajo el agua.

Los expertos aseguran que la erupción del volcán Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai es una de las más violentas en la región en décadas.

La erupción provocó alertas de tsunami en varios países, incluyendo Chile, Estados Unidos y Japón. Algunas inundaciones se reportaron en zonas costeras en California y Alaska.

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.