El Tesla Model S Plaid, la nueva versión trimotor que sustituyó a la versión Performance, estableció un nuevo récord para un vehículo eléctrico de producción en Nürburgring, uno de los trazados más famosos del planeta por su trazo exigente y agotador.

El automóvil de la compañía de Elon Musk recorrió los 20,83 kilómetros del circuito de en un tiempo de 7:35.579. De esta manera superó al Porsche Taycan Turbo, que era hasta ese momento el vehículo eléctrico de producción más rápido gracias a una vuelta de 7:42.

Si bien en este tipo de pruebas entren en juego una variedad de factores, queda al descubierto la diferencia de potencia entre estos vehículos rivales. Mientras que el Porsche Taycan Turbo tiene 671 hp, el Tesla Model S Plaid cuenta con 1.020 hp.

Este nuevo récord obtenido por Tesla puede representar toda una victoria para su director ejecutivo, Elon Musk, que desde hace tiempo, como reveló en Twitter, pensaba que la versión Turbo del eléctrico de Porsche no era tan increíble.

Cuando el coche de Tesla aún estaba en fase de desarrollo, los prototipos del Model S Plaid circularon varias veces por el circuito de Nürburgring. Por aquel entonces las pruebas de la compañía estimaban que se podría completar la vuelta en 7:20.

Sobre el papel, en esta oportunidad no ha alcanzado esa cifra extremadamente complicada, pero le ha servido para sobrepasar a Porsche en el récord del automóvil de producción eléctrico más rápido. Sin embargo, Musk aún tiene más.

Tesla prepara el Model S Plaid para otro desafío

El CEO de Tesla ya se está preparando para alcanzar un nuevo récord. Esta vez para la categoría de coches modificados para la pista. Para ello, equipará al Model S Plaid con superficies aerodinámicas adicionales, frenos de carbono, neumáticos de pista y más.

Aunque aún no hay fecha para este próximo desafío, no quedan dudas que será todo un espectáculo ver como Tesla es capaz de llevar al límite el rendimiento del Model S Plaid en el conocido el infierno verde de Nürburgring.

La empresa afirma que el Model S Plaid es el coche de producción más rápido del mundo, con una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en apenas 2,1 segundos y que es capaz de recorrer el cuarto de milla (400 metros) en 9,23 segundos.

Esto es posible gracias a tres motores eléctricos, dos en el eje trasero y uno en el eje delantero. Se puede ejecutar el proceso de compra directamente en la página web del fabricante. Su precio empieza en los 129.000 euros. Con información de Hipertextual

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *