Ahora que subieron las tasas de interés, el escenario que se prevé es complejo para los poseedores de deudas en sus tarjetas de crédito; además es importante que si una persona decide solicitar un préstamo a través de una tarjeta crediticia evalúe su capacidad de pago hasta su compromiso de saldar la deuda total. En pocas palabras, en ser un ‘totalero’,, pero además hay que tener la mirada con lupa en los créditos de autos y casas.

El Banco de México (Banxico) anunció este jueves 23 de junio su decisión de aumentar en 75 puntos base la tasa de interés, con lo que el referencial se ubica en 7.75 por ciento. Esta es, además, una decisión histórica, pues es el alza más alta en 25 años de autonomía de la institución.

Un aumento a la tasa de interés tiene como principal efecto encarecer el costo del dinero y, por ende, los créditos que tomen las personas o incluso quienes ya tengan algún financiamiento automotriz o hipotecario.

Gabriela Aguirre, de la plataforma Coru, explicó que este es un momento para hacer una valoración personal de cuáles son los ingresos y los gastos fijos personales o familiares. Antes de comprar algo, recomendó, hay que enfocarse en saldar las deudas que se tengan, sobre todo si son a tasas altas o con interés variable.

“Aquí lo recomendable sería buscar que el crédito no exceda nuestra capacidad de pago; la otra es buscar tasas fijas que sean competitivas. Además, si no somos ‘totaleros’ y pagamos solamente el mínimo o una fracción entre el pago para no generar intereses y el mínimo, este remanente se va a ver impactado por esta tasa que va a la alza”, advirtió.

¿Qué es un totalero? Se refiere a aquellos tarjetahabientes que cumplen con la totalidad de su mensualidad en caso de haber utilizado su tarjeta de crédito. Así se evitan el pago de intereses al solo hacer frente al pago mínimo y no tienen deudas el próximo mes.

Pero, ¿Qué pasa si ya se tiene un crédito hipotecario o automotriz? La experta de Coru explicó que se debe revisar el contrato para saber cómo va a impactar el alza en la tasa de Banxico. Sin embargo, sugirió dar aportaciones de capital para disminuir la cantidad de intereses que se pagarán al finalizar el financiamiento.

“Les invito a realmente enfocar los pagos a capital lo antes posible y no esperar a juntar el dinero. Es mejor hacer cortes, ya sea cada dos meses o cada trimestre, e ir avanzando en la liquidación. Si te esperas puede salirte más caro”, argumentó.

Aguirre instó a que en este segundo semestre del año, y con un panorama donde se espera que la tasa del Banxico toque un máximo histórico, los mexicanos tomen como propósito liquidar todas sus deudas y utilizar de forma inteligente un crédito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.