Las acciones de Bed Bath & Beyond se desplomaron casi un 20% en las operaciones del mediodía tras la muerte de uno de sus principales ejecutivos.

El director financiero, Gustavo Arnal de Bed Bath & Beyond saltó desde un departamento en un rascacielos en Manhattan el viernes por la tarde, dijo una fuente de la policía a la medio informativo CNN. La policía de Nueva York dijo en un comunicado el domingo que Arnal, de 52 años, fue encontrado inconsciente y sin respuesta fuera de su lujoso rascacielos de 57 pisos en el barrio de Tribeca.

La fuente de la policía afirmó el domingo a CNN que la esposa de Arnal fue testigo de su salto. La fuente dijo que, aunque no se encontró ninguna nota de suicidio, no se sospecha de ningún tipo de delito.

Bed Bath & Beyond está «profundamente entristecida por esta impactante pérdida», dijo un portavoz de la compañía. En un comunicado el domingo, la presidenta independiente del Consejo de Administración de Bed Bath & Beyond, Harriet Edelman, dijo: «Deseo extender nuestras más sinceras condolencias a la familia de Gustavo».

«Estamos enfocados en apoyar a su familia y a su equipo y nuestros pensamientos están con ellos durante este momento triste y difícil. Por favor, únanse a nosotros para respetar la privacidad de la familia», dijo Edelman. Arnal se unió a Bed Bath & Beyond en mayo de 2020 tras una carrera en finanzas en Avon, Walgreens Boots Alliance y Procter & Gamble.

Arnal fue nombrado como acusado en una demanda colectiva que lo acusa a él, a Ryan Cohen y a otros grandes accionistas de participar en un esquema de manipulación del mercado para inflar artificialmente el precio de las acciones de la compañía. La demanda se presentó el mes pasado en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Columbia.

La demanda sostiene que Arnal y otras personas hicieron declaraciones engañosas y omisiones al comunicar a los inversores los planes estratégicos y la situación financiera de la empresa, y retrasaron la información sobre la tenencia y venta de sus propias acciones. La demanda también afirma que los acusados compartieron cifras de ingresos falsas y planes de la empresa para escindir su marca «Buy Buy Baby» para alimentar un frenesí de compra de acciones.

Bed Bath & Beyond se encuentra en una profunda tormenta financiera. La empresa está tratando de salir a flote y mantenerse fuera de la bancarrota mediante la contracción. La cadena dijo la semana pasada que despedirá a aproximadamente el 20% de los empleados de la empresa, cerrará unas 150 tiendas y recortará varias de sus marcas propias de artículos para el hogar. La empresa también dijo que había conseguido más de US$ 500 millones en financiación para mejorar su situación financiera.

Este martes 06 de septiembre, la empresa nombró a Laura Crossen, su vicepresidenta sénior de finanzas, como directora financiera interina, y seguirá desempeñando su función de directora de contabilidad. Con información de CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.