Ante la cercanía de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido a la gente evitar las reuniones, festejos y abrazos para no causar brotes masivos y contagios.

En su conferencia de prensa la OMS hizo un llamado a la población para que tome en serio las medidas preventivas ante el SARS-CoV-2 y no se exponga a situaciones de riesgo.

Michael Ryan, director ejecutivo de la OMS, explicó que, aunque “nos gustaría abrazarnos durante las vacaciones navideñas, los brotes masivos pueden ser brutales” y ponernos de nueva cuenta en un escenario crítico.

Por otra parte, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización, dio su respaldo a Ryan y agregó que “no podemos bajar los brazos” a estas alturas de la lucha contra el COVID-19, pues el panorama que se desarrollaría en consecuencia sería catastrófico.

La agencia de Salud de la ONU también se sumó a estas recomendaciones y reafirmó que, aunque los resultados sobre la vacuna son favorables, esto no quiere decir que se terminó la crisis sanitaria o que el COVID-19 desapareció, sino que se trabaja de forma efectiva para combatirlo.

“Cada país, ciudad y comunidad debería basar las decisiones sobre la celebración de eventos públicos en los últimos datos disponibles – especialmente los datos que muestran dónde se está propagando el virus y si los sistemas de salud tienen suficiente capacidad para mantenerse al día con los casos”, expuso el director de la Organización Panamericana de la Salud.

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *