Tres bancos, Banorte, BBVA y Santander se sumaron a los fondos de inversión internacionales que están interesados en financiar el proyecto de Tren Maya en el sureste del país, informó Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

A pregunta expresa sobre si entre los grupos interesados en el proyecto hay bancos mexicanos, Jiménez Pons respondió que «sí, están Banorte-IXE, Banobras, Bancomer (BBVA) y Santander, ellos han expresado su interés».

El funcionario explicó que el Tren Maya tendrá siete tramos, diseño base para el modelo de financiamiento, es decir, el Fonatur planea que cada tramo tenga un grupo financiero que respalde a los consorcios de empresas, o bien, que un solo grupo financiero pueda financiar dos o tres tramos.

Jiménez Pons dijo que presentó el proyecto hace tres semanas en fondos financieros en Nueva York, Estados Unidos, y que despertó el interés de fondos de inversión, como Black Rock y Goldman Sachs, por el proyecto.

El funcionario agregó que el banco privado Credit Suisse se sumó al grupo de los inversionistas con ‘apetito’ por uno de los proyectos más importantes del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Subrayó que las empresas constructoras interesadas en el Tren Maya «están haciendo consorcios, pero la parte más importante es que estos consorcios llevan como cabeza a un grupo financiero». En ese sentido, el titular de Fonatur señaló que ya son 60 grupos de empresas los interesados en participar en la licitación del Tren Maya, de los que saldrán los participantes finales para los trabajos de ingeniería básica.

Jiménez Pons estimó que se solicitará a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) una partida de alrededor de 2 mil millones de pesos en el próximo Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PFEF) que serán para el pago de derecho de vía en las comunidades donde pasará el Tren Maya.

«Calculamos que invertiremos cerca de 2 mil millones de pesos porque hay derechos de vía que se deben desde hace 40 años. Entonces las comunidades dicen ‘que pase el tren, pero primero págame la carretera que hicieron hace 40 años’, entonces primer hay que cubrir adeudos de comunidades que tienen su patrimonio», adelantó.

Sobre los estudios de impactos ambientales, el encargado del proyecto apuntó que donde se deben hacer los estudios de impacto ambiental es solo en los tramos donde no existen vías. En ese sentido, indicó que de los mil 500 kilómetros del tren, 730 kilómetros en el tramo Palenque-Valladolid ya las tienen.

Varios grupos bancarios interesados en participar en la construcción del Tren Maya

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.