En el Continente Asiático es muy conocida, pero en Occidente no hace mucho que se habla de sus beneficios, hablamos de la leche dorada, la famosa Golden Milk que es una de las tantas recetas procedentes del sur de Asia que están ganando popularidad en este lado del planeta.

Con un color dorado brillante y un sabor intenso, no es complicada de preparar y cada vez se extiende más por las cafeterías del mundo. Sus beneficios para la salud son los que están animando a muchos a probarla. Pero, ¿Qué es exactamente y qué tan nutritiva es la leche dorada?

El ingrediente estrella en su preparación es la cúrcuma, también llamada palillo en Perú y Bolivia, azafrán de raíz en Colombia, yuquilla en Cuba y jengibrillo en Puerto Rico. Es más conocida por su uso en la base de la preparación del curry y se ha convertido en uno de los condimentos de moda en el mundo y se está abriendo camino en las cocinas de América Latina.

Sabor intenso especiado

La cúrcuma es una planta que se cultiva en zonas tropicales, pero es su raíz de la que se extrae el condimento o el colorante dorado anaranjado. Generalmente, se le pone a hervir para luego secarla al sol y molerlo hasta obtener ese polvo tan tradicional que no puede faltar en la cocina india y en la medicina ayurvédica.

Antioxidante y antinflamatorio

Uno de los beneficios potenciales de la cúrcuma son sus propiedades antinflamatorias, como explicó la nutricionista Jo Lewin en un artículo publicado en la BBC Good Food. «Las propiedades antinflamatorias de la cúrcuma se han comparado con las de los medicamentos antinflamatorios no esteroideos -como el ibuprofeno o la aspirina-. Los ensayos clínicos han concluido que es más efectivo que un placebo para aliviar el dolor y la hinchazón en personas con osteoartritis y artritis reumatoide», afirmó.

Varios estudios le atribuyen propiedades antioxidantes y beneficios en el control de la ansiedad y el síndrome metabólico, así como en el alivio del dolor de músculos. También afirman que quienes no tienen problemas de salud diagnosticados pueden beneficiarse de su consumo en pequeñas dosis.

Aunque, como señala un informe publicado en 2017 por científicos de la Universidad Central de Michigan y la Universidad Nova Southeastern, ingerir polifenol curcumina, el principio activo de la cúrcuma, no basta para beneficiarse de estos efectos debido a su «mala absorción, metabolismo rápido y eliminación rápida».

Pero según los expertos esto se puede mejorar al combinarla con otros agentes como la piperina, presente en la pimienta negra, que a su vez es otro de los ingredientes de la leche dorada.

Jengibre y canela

Otro de los agentes presentes en la cúrcuma potencialmente beneficiosos es la turmerona. «Aunque se sabe mucho menos sobre la turmerona en comparación con la curcumina, se puede obtener de la cúrcuma molida entera. Algunos estudios sugieren que puede ser bueno para el rendimiento cognitivo debido a sus propiedades neuroprotectoras», aseguró Lewin.

La leche dorada, como su nombre indica, también lleva leche, aunque algunos la cambian por algún sustituto vegetal, ya sea leche de soya o leche de almendras. La mayoría de recetas de la leche dorada incluyen canela y jengibre de preferencia natural, que claro al calor del fuego -hervida- suelte lo mejor de sus propiedades.

La leche dorada contiene ingredientes con propiedades antinflamatorias

Incluido en infusiones, el jengibre es diaforético, es decir, que calienta el cuerpo y lo hace sudar. También tiene propiedades antinflamatorias gracias a su activo gingerol y ayuda a reducir síntomas como mareos y náuseas y a aliviar los dolores de estómago.

A la canela también se le atribuyen beneficios para la salud, por algo es tan usada en la medicina herbal china. Según explicó la nutricionista Kerry Torrens en un artículo publicado en la BBC, el extracto de canela se ha utilizado para «aliviar problemas gastrointestinales en la medicina oriental y occidental durante años».

«Se cree que el calor de la canela incrementa el flujo sanguíneo y mejora los niveles de oxígeno en la sangre para ayudar a combatir enfermedades». ¿Y tú ya la has probado? Si no de verdad que te la recomiendo y verás lo beneficios de tomarla sobre todo con un sustituto de leche de vaca.

Receta:

Ingredientes
Para 1 persona
Leche (de preferencia soya, almendra) 1 taza
Cúrcuma 1 cucharadita
Aceite de coco media cucharadita (si no tienes no te preocupes)
Pimienta negra molida 1 pizca (ayuda a absorber la curcumina)
Clavos de olor 1
Raja de canela o en polvo 1
Jengibre al gusto (rallado o en polvo)
Miel de abeja si desea endulzarse

Cómo hacer Leche dorada

Calentar la leche de su preferencia con la pimienta negra, clavo de olor, raja de canela, y el jengibre rallado o en polvo. Bajar el fuego antes de que llegue a ebullición y echar la cúrcuma, removiendo bien. Dejar cocer a fuego muy lento durante al menos 5 minutos.

Colar -yo no la cuelo prefiero comerme los pedacitos de jengibre- , añadiendo el aceite de coco y miel o endulzante preferido. ¡Listo! ¡A disfrutar en tu taza favorita!

Otra opción es licuar la leche infusionada con la canela y el clavo de olor con un trocito de raíz de cúrcuma, regresar esta mezcla a la olla y terminar de calentarla, después pasarla por un colador.

 

 

 

Con información de BBC

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *