Mientras en el mundo han muerto más de 5.6 millones de personas por la pandemia de covid-19 y con una contracción de la economía mundial cercana al 5%, extrañamente hay empresas y personas que han tenido éxito en sus negocios.

Compañías que crecieron gracias a él nuevo coronavirus, el dinero siguió corriendo por sus cuentas. Gigantes tecnológicos, farmacéuticas y empresas dedicadas al comercio electrónico vieron una impactante escalada en sus ventas y en su valor de mercado durante el último año.

Pero muchas voces disidentes, consideran que en muchos casos se trata de «especuladores de la pandemia», como le dice a BBC Mundo Chuck Collins, director del Programa sobre Desigualdad, del Instituto para Estudios de Políticas, con sede en Washington, DC.

«Su buena fortuna se yuxtapone indecorosamente a los millones que han perdido riqueza, salud y el sustento durante la pandemia». En la lista de los que más aumentaron su fortuna, en términos porcentuales, dominan las empresas tecnológicas y las farmacéuticas.

Reporte Oxfam

Cada 26 horas surge un nuevo multimillonario en el mundo, al tiempo que los diez hombres más adinerados del mundo acumulan seis veces más riqueza que los 3.100 millones de personas que viven cada vez en mayor situación de pobreza.

Pese al duro golpe económico que la pandemia significó para millones de personas, puntualmente para el 99% de la humanidad, los diez hombres más ricos del planeta duplicaron «con creces» sus fortunas en estos dos años. Así lo indica el más reciente informe de la organización internacional Oxfam.

El patrimonio de esas diez personas pasó de «700.000 millones de dólares a 1.5 billones de dólares», lo que significa que ganaron «15.000 dólares por segundo», o «1.300 millones de dólares al día» durante este periodo.

La directora de la organización, Gabriela Bucher, explicó que «si estos diez hombres perdieran el 99,99 % de su riqueza mañana, seguirían siendo más ricos que el 99 % de las personas del planeta».

El texto titulado «Las desigualdades matan» fue publicado con motivo del Foro Económico Mundial que realiza un encuentro virtual entre el 17 y 21 de enero de 2022, previo a la cumbre que podría realizarse de forma presencial y está prevista para julio próximo, si la situación global lo permite.

Los hallazgos exponen que desde que inició la pandemia de Covid-19, a finales de 2020, los llamados «milmillonarios» lograron un incremento de 5 billones de dólares en sus fortunas, el mayor incremento del que se tiene registro.

El dinero acumulado por los más ricos podría servir para «producir suficientes vacunas para el mundo, financiar servicios de salud y protección social universales, financiar medidas de adaptación climática y reducir la violencia de género en más de 80 países» y aún así, esos diez millonarios «seguirían teniendo 8000 millones de dólares más que antes de la pandemia».

}

Bucher explica que, en este periodo, las instituciones bancarias han inyectado billones de dólares a los mercados financieros como medida para salvar la economía, pero una gran parte ha terminado en los bolsillos de los multimillonarios, que han aprovechado el auge de los mercados bursátiles.

La pandemia, un factor determinante en el aumento de las desigualdades

Un ejemplo puntual es la producción y reparto de vacunas. Con estos medicamentos, se pretendía acabar con la pandemia, no obstante, tanto los más ricos, como las farmacéuticas han controlado que se corte el suministro a «miles de millones de personas», lo que ha llevado a un aumento claro en las desigualdades. La funcionaria asegura que se trata de una «situación indignante, y sus consecuencias son letales».

Más afectadas las mujeres con la desigualdad

Uno de los términos que destaca el texto es el de «violencia económica». La situación global ha afectado principalmente a mujeres, niñas, personas en situación de exclusión e integrantes de grupos racializados, generando un agravamiento de la violencia de género, al tiempo que los cuidados no remunerados, que recaen principalmente en mujeres y niñas, van en aumento.

Previo a la pandemia, se estimaba que cerrar la brecha de género podía lograrse en 99 años, ahora, el camino hacia la paridad podría tomar unos 135 años. Además, 252 hombres poseen más riqueza que los mil millones de mujeres y niñas que viven en África, América Latina y el Caribe.

Solo durante 2020, las mujeres perdieron 800.000 millones de dólares en ingresos, y actualmente hay 13 millones menos de mujeres con trabajo frente a las cifras de 2019.

Oxfam indica que, en Brasil, según la OCDE, las personas afro tienen 1,5 veces más probabilidades de morir de Covid-19 que la población blanca del país; a su vez, en Estados Unidos, 3,4 millones de afrodescendientes no habrían fallecido si tuvieran la misma esperanza de vida que los blancos del país, una variable que está relacionada directamente con «el legado histórico de racismo y colonialismo».

«Las desigualdades han provocado que la pandemia de coronavirus resulte más letal, más prolongada y dañina para los medios de vida. La desigualdad de ingresos resulta más determinante que la edad a la hora de estimar si alguien perderá la vida a causa del Covid-19», asevera el texto.

La organización resalta que los países en desarrollo tuvieron que recortar el gasto social mientras aumentaban los niveles de endeudamiento, por lo que ahora tendrán que adoptar medidas de austeridad, por ello, se estima que las desigualdades entre países crecerán por primera vez en una generación.

Uno de los fenómenos que destaca Oxfam es que los gobiernos de los países más ricos se niegan a aumentar los impuestos sobre la riqueza y continúan privatizando bienes públicos como la tecnología necesaria para la producción de vacunas.

El elevado costo climático de los más millonarios

Asimismo, otro elemento destacado es que «las emisiones de carbono del 1 % más rico superan en más del doble a las de la mitad más pobre de la humanidad», lo que, sin duda, ha contribuido con la crisis climática causando incendios forestales, inundaciones, tornados, pérdida de cosechas y hambre, que afectan casi en su totalidad a personas de escasos recursos.

«Se estima que el promedio de las emisiones individuales de 20 de los milmillonarios más ricos es 8.000 veces superior a la de cualquier persona de entre los mil millones más pobres».

Los expertos indican que 231.000 personas podrían perder la vida en países pobres a causa de la crisis climática de cara a 2030 y 51 millones de personas podrían morir en la segunda mitad de este siglo.

Larry Fink

Por ello, el texto afirma que los gobiernos ricos son los responsables de financiar «íntegramente» la adaptación climática, al tiempo que respaldan los mecanismos que sean necesarios para mitigar los daños que han causado y crear un mundo sin combustibles fósiles.

Estrategias para combatir las desigualdades

Oxfam asegura que los movimientos sociales, un actuar responsable de los gobiernos, tomar la igualdad mundial como prioridad y reorientar la riqueza para salvar vidas e invertir en el futuro son estrategias clave que deberían ser adoptadas de inmediato.

De igual forma, señala que es fundamental continuar y aumentar las acciones para exigir el respeto de los derechos humanos y de los trabajadores a nivel global. También, que una clave para un futuro menos desigual es la eliminación de las leyes sexistas, al tiempo que se promueve la «participación de las personas trabajadoras en la toma de decisiones empresariales».

¿Y el papel de Blackrock y Larry Fink?

El reciente anuncio de la venta de Banamex, también pone los ojos sobre el poderoso grupo Blackrock. El Banco Nacional de México (Banamex), del que es dueño Citi Group; parte del enorme grupo financiero global Blackrock, que pertenece a Larry Fink uno de los multimillonarios más poderosos de Estados Unidos al que le llaman «Mr. Fix-it» o «el arreglador», entendido como el señor que «soluciona» las cosas en el mercado financiero.

Su imperio es BlackRock, el fondo de inversión más grande del mundo, que actualmente gestiona más de US$5 billones en activos, de acuerdo a la información que ha entregado la propia compañía.

Cuando «Mr. Fix-it» habla, todos escuchan. Gobiernos, bancos centrales, multinacionales, inversionistas, y congresistas, ponen atención a sus palabras porque las decisiones que tome Fink impactan directamente la estabilidad de los mercados, el rumbo de las economías y claro, la vida de las personas. Y sí, Fink podría tener en este momento en sus manos tus ahorros para la vejez.

Larry Fink
«El arreglador» prefiere el silencio. Pocas veces hace apariciones públicas y tampoco suele participar en eventos sociales privados a los que van millonarios y políticos. Prefiere mantenerse como un poder fáctico que se mueve en las sombras.

Y si filosofía es: «Cuando BlackRock comprueba que las compañías no han hecho los esfuerzos necesarios para proteger los intereses de nuestros clientes, no dudamos en ejercitar nuestros derechos y votamos en contra de los consejos o de aquellos planes de retribución de los directivos que no está alineados con los intereses de los accionistas».

Larry Fink hace poco declaró a Bloomberg: «Markets Like Totalitarian Governments» «Mercados no quieren certeza, los mercados son más como gobiernos totalitarios, la democracia es muy engorrosa, como en Estados Unidos». Lo dicho por la personas que lidera la corporación más poderosa del planeta tierra y es de esos hombres que parecen invencible con la cantidad de dinero, poder e influencia que ha acumulado a través de los años y ese es el hombre que decidió la venta de Banamex en México.

Con información de Bloomberg, BBC, EFE, Fortune y Reuters

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.