El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa, Hans Kluge, expuso que la variante del Covid-19, Ómicron, podría contagiar al 60 por ciento de los europeos para antes de marzo, lo que podría significar el final de la pandemia en la región.

«Es plausible que la región se acerque al final de la pandemia», declaró para el sitio de noticias AFP el director regional de la OMS para Europa.

«En cuanto la ola de Ómicron se calme, habrá durante algunas semanas y meses una inmunidad global, ya sea gracias a la vacuna o porque la gente se habrá inmunizado por la infección, y también una bajada a causa de la estacionalidad», consideró.

La OMS espera «un periodo de calma antes del posible regreso del Covid-19 hacia finales de año, pero no necesariamente el retorno de la pandemia».

En Sudáfrica, donde se detectó por primera vez la variante, los nuevos casos han ido bajando en las últimas cuatro semanas.

En esa misma línea, el asesor de la Casa Blanca en la lucha contra la pandemia en Estados Unidos, Anthony Fauci, señaló el domingo que podría haber un «giro» en la situación del país.

El responsable de la OMS aclaró que Europa no se encuentra en una “era endémica”, más bien se puede equiparar al de una gripe estacional.

«Endémica significa … que podemos prever lo que va a ocurrir; este virus ha sorprendido más de una vez. Así que tenemos que ser prudentes», insistió Kluge.

En la región europea de la OMS, que incluye 53 países, algunos de los cuales se encuentran en Asia Central, la organización calcula que el 60 por ciento de los habitantes podría haber sido infectado por Ómicron de aquí al 1 de marzo.

En los 27 Estados miembros de la UE, así como en Islandia, Liechtenstein y Noruega, esta variante, que apareció a finales de noviembre y es más contagiosa que la Delta pero menos virulenta, especialmente entre los vacunados, es ahora la dominante, según la agencia sanitaria europea.

Con un aumento exponencial de los contagios, el director de la oficina europea de la OMS insistió en la necesidad de cambiar las políticas públicas para «minimizar las perturbaciones y (…) proteger las personas vulnerables».

El objetivo, según Kluge, es ahora estabilizar la situación sanitaria.

«Estabilizar significa que el sistema sanitario ya no esté desbordado por el covid-19 y puede seguir prestando servicios sanitarios esenciales, que desgraciadamente se han visto muy perturbados, como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y la inmunización», subrayó.

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.