En Francia, varios medios de comunicación informaron que detectaron doce contagios con la nueva variante B.1.640, la cual detectaron en el país europeo por primera vez en diciembre los médicos de IHU Infection Méditerranéenne en Marsella (sur de Francia).

De acuerdo con el seguimiento, el primer caso que han detectado es de un hombre que provino de Camerún. Aunque desde noviembre la OMS tiene bajo seguimiento la B.1.640 por su presencia en el Congo al mostrar niveles de mutaciones atípicos.

La nueva variante tiene 46 mutaciones, elevado número que captó la atención. Comienza a tomar importancia al detectar más casos en medio de la ola de Ómicron y la presencia de Delta.

B.1.640.2 al tener 46 mutaciones supera a Ómicron que tiene 37 mutaciones.

Hay qu tómarlo con cautela

En todo el mundo han encontrado muchas variantes, aunque sólo las más contagiosas o preocupantes perduran y destacan. Incluso México ha tenido sus propias variantes, pero desaparecieron ante la llegada de cepas más intensas como Alfa o Delta.

De momento no se conocen más detalles sobre la transmisibilidad de la variante B.1.640.2 ni si tiene otro factor de mayor riesgo.

Ya está en la lista de variantes que están bajo seguimiento de la OMS, aquí puedes consultarlo:

En caso de que confirmen que es una variante importante por su capacidad de contagio o mayor gravedad de cuadro, podría recibir la denominación de “variante de interés” o “variante de preocupación” por parte de la OMS.

Al momento las únicas cepas que han entrado en la categoría de “preocupantes” son Alfa, Beta, Gama, Delta y Ómicron; esta última la más contagiosa hasta la fecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.