“Yo no tengo miedo, señor presidente, porque no me pueden matar dos veces. Por eso vengo a hablar por las y los cientos de periodistas que fueron asesinados, desaparecidos y desplazados por realizar un periodismo ético de investigación que desnudaron las entrañas del poder corrupto del crimen organizado en México”, declara Javier Valdez, en un mensaje de un minuto y medio, en el que aparece portando su icónico sombrero panamá.

El periodista Javier Valdez, quien ‘regresó de la muerte’ exige en un video al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que se haga justicia en los casos de los periodistas asesinados en el cumplimiento de sus funciones para informar sobre la violencia y corrupción que se vive en México, y se ponga un alto a la violencia contra la prensa, en el marco del Día Internacional para poner fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, este dos de noviembre.

“Señor presidente Andrés Manuel López Obrador: soy Javier Valdez, periodista y escritor. El 15 de mayo de 2017 fui asesinado por órdenes de alguien a quien no le gustó lo que publiqué”, agrega.

De acuerdo con Border Hub, la tecnología que se utilizó para revivir al periodista y escritor, Javier Valdez, periodista asesinado en Culiacán, el 15 de mayo de 2017 es un software ruso, que hace un increíble “deep fake”.

Se trata de un video que se creo con ayuda de este software ruso, donde podemos apreciar al periodista con su inconfundible sombrero de panamá, donde se dirige a Andrés Manuel López Obrador pidiendo el esclarecimiento de su crimen, y los cientos de asesinatos contra periodistas mexicanos.

Este video forma parte de la organización de derechos humanos Propuesta Cívica que con su campaña #SeguimosHablando, busca visibilidad la violencia contra la prensa, dentro del marco del Día Internacional para poner fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas.

“También lo que estamos buscando es acortar la brecha que hay entre el periodismo y la sociedad. En el imaginario social, la sociedad sigue percibiendo a los periodistas como aliados del poder, como una prensa corrupta, chayotera,” explica Sara Mendiola, directora ejecutiva de Propuesta Cívica.

En 2019, la iniciativa reactivó las cuentas de Twitter de cuatro periodistas asesinados en México. Durante una semana, José Armando “El choco” Rodríguez, Moisés Sánchez, Miroslava Breach y Javier Valdez compartieron aquellas investigaciones que presuntamente causaron sus asesinatos, y algunas de las amenazas que recibieron en los días previos.

“Pensamos que a través de esta campaña, la sociedad puede empezar a valorar a la prensa. A las y los periodistas los están asesinando por investigar y por informarnos, y como sociedad tenemos que ser sensibles a eso,” agrega Mendiola.

De acuerdo con Propuesta Cívica, ni los dueños de los medios de comunicación, ni el gobierno, ni el estado han querido tomar responsabilidad para garantizar seguridad laboral y condiciones dignas. El sueldo promedio a nivel nacional de un periodista es de 8 mil 678 pesos al mes (principalmente en la Ciudad de México), según datos del motor de búsqueda de empleo Indeed. La precariedad laboral ha empujado a las y los periodistas a buscar otras fuentes de ingreso.

“Desgraciadamente eso el gobierno también lo ha utilizado como estrategia criminalizante cuando han asesinado a periodistas,” dice Mendiola. “Si era un periodista que aparte del periodismo tenía otra fuente de empleo, tratan de desvincular la agresión, el crimen o el asesinato hacia la otra labor. Se tiene que poner un cese a esto.”

¿Qué es un deepfake?

El término deepfake nació de la unión de dos conceptos: el deep learning, como se conoce al aprendizaje profundo de sistemas de inteligencia artificial y la palabra fake, falso. Según The Economist, la palabra se acuñó en un foro de Reddit, cuando se hicieron virales videos en que, supuestastamente, algunas celebridades tenían relaciones sexuales.

Para detener el avance del deepfake, en Estados Unidos se comenzó a penalizar la distribución de imágenes y videos pornográficos falsos desde julio de 2019. Sin embargo, cada vez más hay videos deepfake que no tienen contenido sexual, sino que se suplantan identidades de personas famosas diciendo o haciendo cosas que jamás harían.

Los programas de deepfake trabajan cada video como si se tratara de una fotografía y extraen cuadro por cuadro cada imagen que subas. De manera que entre más videos uses, con diferentes iluminaciones —es decir, mientras más información le des a la inteligencia artificial— el resultado parecerá más real. Con información de Border Hub y La Vanguardia

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *