La muerte de George Floyd siendo víctima de un claro ejemplo de abuso policial ha invitado al mundo a la reflexión, y despertado una inesperada campaña de dos de las marcas más importantes en indumentaria deportiva: Nike y Adidas.

Nike publicó un video en sus redes sociales, con un impactante mensaje: “No pretendas que no hay un problema en Estados Unidos. No le des la espalda al racismo”. El video se hizo viral casi de forma inmediata, sin embargo esta respuesta se exponenció horas más tarde, luego de la inédita iniciativa de Adidas, su competencia directa en el mercado, cuando citó el tuit del perfil oficial de la marca norteamericana y acompañó la propuesta. “Juntos es como avanzamos. Juntos es como hacemos el cambio”, escribieron desde la firma alemana.

“Por una vez, no lo hagas. No pretendas que no hay un problema en Estados Unidos. No le des la espalda al racismo. No aceptes que nos quiten vidas inocentes. No pongas más excusas. No pienses que esto no te afecta. No te sientes y hagas silencio. No pienses que no puedes ser parte del cambio. Seamos todos parte del cambio”, es el texto completo del video de Nike en sus plataformas oficiale.

Entre ambas cuentas –y sólo contabilizando la plataforma Twitter– se acumularon más de 100 mil réplicas y más 240 mil favoritos, además de impulsar el hashtag #UntilWeAllWin (Hasta que ganemos). En el mensaje hay un guiño con el lema “Just do it” (Sólo hazlo) de Nike, que se transformó en “For once, don’t do it” (Por una vez, no lo hagas) para concientizar sobre el avance del racismo y la complicidad del silencio de quienes no lo denuncian.

El reclamo unánime de una población llegó hasta las oficinas de las dos grandes potencias mundiales en indumentaria deportiva. Nike, con puntos comerciales en más de 40 países, tomó la iniciativa de condenar los casos de racismo que afectan al país que vio nacer a la empresa. En complicidad, la marca alemana –que en el 2019 produjo más de 1.100 millones de productos deportivos y generó ventas por 23.640 millones de euros– dejó de lado las disputas comerciales y se unió al mensaje de su máximo competidor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.