Al menos trece personas han muerto y dos niños se encuentran en estado grave al desplomarse la cabina del teleférico en el que viajaban a orillas del lago Mayor, en las inmediaciones de la localidad italiana de Stresa, en el norte del país y cerca de la frontera con Suiza, según han confirmado los servicios de Emergencias.

Por el momento se desconoce el número total de pasajeros que iban a bordo, aunque en un primer momento los equipos de rescate han hablado de al menos 15 personas. Los dos niños, de cinco y nueve años, han sido trasladados en helicóptero a un hospital de Turín.

Aún se desconocen las causas del accidente, pero según las primeras reconstrucciones, el cable que sustentaba el funicular se partió en la zona más alta del recorrido, que supera los 1.400 metros de altura sobre el nivel del mar, en el monte Mottarone y cuando faltaban 300 metros para llegar a la estación.

Los Carabinieri (agentes de policía italianos) y varios equipos técnicos de rescate de montaña se han trasladado al lugar del accidente, con algunas dificultades, ya que la zona boscosa y con una marcada pendiente en la que ha caído la cabina es intransitable por tierra. En la subida hacia el Mottarone ha volcado un camión de bomberos, pero ninguno de los rescatadores resultó herido. Las autoridades cerraron también las carreteras que conducen a la cumbre de la montaña.

El teleférico, que conecta el lago Mayor con el monte Mottarone en un recorrido de 20 minutos, volvió a abrir hace apenas un mes tras permanecer cerrado por la pandemia, coincidiendo con las reaperturas de atracciones turísticas tras el confinamiento. Además, entre 2014 y 2016 el sistema estuvo cerrado por mantenimiento y la empresa Leitner de Vipiteno lo había renovado, con una inversión total de cuatro millones de euros. Durante las obras se llevó a cabo una revisión completa de toda la infraestructura.

La línea se construyó en tres años y comenzó a funcionar en 1970, en sustitución de un antiguo ferrocarril de cremallera. La zona está habitualmente muy transitada tanto por locales como por turistas. Hace algunas décadas, el diario estadounidense The New York Times catalogó el Mottarone como una de las diez vistas más bellas del mundo, con el panorama del lago, las islas Borromeas y los Alpes que lo rodean. Con información de El País.

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *