Lionel Messi en rueda de prensa en el Camp Nou se despidió y habló de su salida del FC Barcelona a más de dos décadas de haber arribado al club. El futbolista argentino, que tiene el pase en su poder desde el primero de julio, no pudo firmar un nuevo vínculo en el Blaugrana por el tope salarial de La Liga y ahora tendrá que mudarse de camiseta por primera vez en toda su carrera.

Leo apareció ante los medios visiblemente emocionado y abordó diferentes temas, como la frustrada negociación para su continuidad, mientras crecen los rumores de un posible desembarco al París Saint Germain de Francia. Cientos de fanáticos aguardaron sus palabras en las inmediaciones del mítico estadio catalán. Messi acompañado de su esposa Antonela Rocuzzo y sus tres hijos no pudo contener la lagrimas al dar su mensaje de despedida:

«Buenos días. No sé si voy a poder hablar. En estos días, estuve pensando y dándole vueltas a ver qué podía decir. La verdad es que no me salía nada, estaba bloqueado. Es muy difícil esto para mí, después de tantos años y hacer mi vida acá. No estaba preparado. El año pasado, con el burofax, sí estaba convencido, pero este año estaba convencido de seguir acá, de seguir en nuestra casa, que era lo que más queríamos. Siempre sobrepusimos el bienestar nuestro y seguir disfrutando de la vida en Barcelona, en lo deportivo y en lo cotidiano, que es maravillosa. Hoy me toca despedirme de esto. Son muchos años acá, llegué siendo muy chiquito con 13 años y después de 21 años me voy con mi mujer y mis tres hijos catalanes-argentinos. Esta es nuestra casa.

Me toca agradecer todo lo vivido a mis compañeros y a la gente del club, incluso a los que no vemos. Siempre intenté de manejarme con humildad, respeto y así lo hice con todo el mundo de esta casa. Espero que esto sea lo que quede de mí, a parte de darle muchas cosas al club. Pasé muchísimas cosas hermosas, también malas, pero eso me hizo crecer. Lo di todo por este club y por esta camiseta desde el primer día que llegue hasta el último. Me voy más que conforme. Me hubiera gustado despedirme de esta manera, nunca lo pensé, pero me hubiera gustado hacerlo con gente, en el campo. Me hubiera gustado sentir una última ovación. Los extrañé mucho durante la pandemia, quería escuchar una ovación con mi nombre. Si lo hubiera imaginado sería con el estadio lleno y pudiéndome despedir bien. Se dio así, pero quiero agradecer todo el cariño de estos años. El cariño de la gente siempre fue el mismo y sentí el reconocimiento y amor de este club.

Ojalá pueda volver a este club, en lo que sea. Ojalá pueda aportar para que este club siga siendo el mejor del mundo. Seguramente en estos momentos me olvido de muchas cosas, no estoy en las mejores condiciones. Mejor que pasemos al turno de preguntas. Gracias a todo el mundo».

No pudo contener el llanto

Así entre lágrimas, Messi agregó que tanto él como su familia estaban «convencidos» de que iban a seguir en el Barca, al que consideró su casa, y que no estaba preparado para despedirse así.

«Estos últimos días estuve pensando qué podía decir. La verdad es que no me salía nada. Estaba bloqueado, como lo sigo estando. Es muy difícil para mí, después de hacer toda mi vida aquí. No estaba preparado.

 

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com