Jair Bolsonaro, presidente de Brasil enfrenta nueve acusaciones por su gestión de la pandemia. «Crímenes contra la humanidad, epidemia con resultado de muerte, infracción de medidas sanitarias, charlatanería médica e incitación al delito», además de otros cuatro cargos criminales: acusaciones de peso contra un mandatario por el manejo de la crisis del coronavirus.

Una comisión del Senado brasileño publicó este miércoles un extenso documento con las conclusiones de su investigación sobre los posibles delitos cometidos por el gobierno de Jair Bolsonaro en la gestión de la pandemia de covid-19 en Brasil. país que tiene la segunda cifra más alta de muertes por coronavirus después de Estados Unidos.

En concreto, la comisión denuncia que Bolsonaro incurrió en «crímenes contra la humanidad» con su negacionismo ante la pandemia, algo que -apuntan- agravó la incidencia de la enfermedad en el país.

Y por eso el comité encargado del informe recomienda que el presidente brasileño, cuatro de sus ministros y otras 61 personas se enfrenten a cargos penales.

Lo niega

Bolsonaro niega haber cometido irregularidad alguna y, en una primera reacción ante la publicación del informe, aseguró que él y su gobierno no tienen la «culpa de absolutamente nada» en relación con el agravamiento de la pandemia en Brasil.

«Sabemos que hicimos las cosas correctas desde el primer momento», dijo el mandatario este mismo miércoles en un acto sobre mejoras en la infraestructura de saneamiento en el municipio de Russas, en el nordeste de Brasil.

El informe será sometido a votación por los 11 miembros de la comisión la próxima semana.

Qué dice el informe
El informe acusa al gobierno de exponer deliberadamente a los brasileños a la infección al actuar con lentitud.

También lo señala de haber minimizado el beneficio de las vacunas, prefiriendo en cambio una estrategia de alto riesgo destinada a crear inmunidad colectiva para mantener la economía en marcha.

Entre las personas nombradas se encuentran ministros, exministros, y políticos, entre ellos tres hijos de Bolsonaro.

Se los acusa también de prevaricación, malversación, falsificación de documentos públicos, uso irregular de dinero público y atentados contra la dignidad del cargo.

El documento es el resultado de más de seis meses de trabajo, cientos de horas de testimonios y miles de documentos que intentan esclarecer la respuesta del gobierno brasileño a la epidemia de covid-19 que ya ha matado a más de 600.000 personas en Brasil.

Las acusaciones se apoyan en información obtenida por el grupo parlamentario, que abarca desde la imposición en la salud pública de remedios sin eficacia comprobada contra la covid hasta serias sospechas de corrupción en la negociación de las vacunas, según recoge la agencia Efe.

También fue considerada la reiterada violación de Bolsonaro de las medidas que prohibían aglomeraciones e imponían el uso de mascarillas, su promoción de la cloroquina en discursos oficiales y el empleo de cuantiosos recursos públicos para adquirirla.

«En conclusión, al insistir en el ‘tratamiento precoz’ como única política para combatir la pandemia, Bolsonaro colaboró fuertemente para la propagación de la covid-19 en Brasil y, así, se mostró como el principal responsable de los errores cometidos por el gobierno», dice el informe. Con información de BBC Mundo

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *