Un grupo de padres de niños con cáncer se manifestó en las puertas del Hospital General de Zacatecas para denunciar que tienen desde octubre del 2020 -es decir seis meses- sin recibir medicamentos por parte del Instituto de la Salud para el Bienestar (Insabi) -que dirige el arqueólogo Juan Ferrer- y han tenido que desembolsar más de 10 mil pesos mensuales en tratamientos y ellos no tienen la solvencia para seguir haciendo este gasto, menos en un país donde el salario mínimo es de 120 pesos.

Ante esta situación, la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (Amanc) del estado cubrió las recetas para que no se diera suspensión a los tratamientos; sin embargo, hace un mes la asociación les informó que ya no tiene recursos suficientes para continuar cubriendo sus medicamentos.

Los padres de familia expusieron que desde la Secretaría de Salud ya van varios meses que les aseguran que van a conseguir los medicamentos, pero no se ha concretado y la salud de sus hijos se sigue deteriorando, porque las asociaciones de apoyo a estos infantes como Amanc tampoco han podido ayudarlos con los medicamentos más costosos, además de que intentaron darles vales para conseguirlos en el Issstezac, pero en esas farmacias no se consiguen medicinas oncológicas, sin mencionar que ellos no tienen acceso al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Son cerca de 100 padres de familia los que exigen que se resuelva este inhumano problema, porque sus hijos se están muriendo por falta de estos medicamentos y el costo es imposible de solventar por una familia con ingresos promedio, por lo que quieren hacer el llamado a las autoridades a dejar de jugar con la vida de los niños y poner su atención en estos problemas que verdaderamente importan y que ponen la vida de tantas personas en juego.

Debido al gran gasto que tienen que hacer para asegurar la salud de sus hijos y que no puede ser solventado con sus ingresos normales, ellos han tenido que recurrir a vender su patrimonio, hacer rifas, hacer colectas entre amigos y familiares, entre otras cosas para conseguir el recurso y no perder a sus hijos ante esta enfermedad.

Uno de los medicamentos faltantes se trata del metrotrexato que, entre sus principales funciones, es la de ratardar el crecimiento de las células cancerosas y que puede llegar a costar cerca de mil 500 pesos; aunque también mencionaron que a veces necesitan ciertos tipos de inyecciones que pueden costar hasta 3 mil pesos por dosis.

Durante la manifestación pacífica frente a las instalaciones del hospital donde sus hijos se encuentran internados, estos padres de familia comentaron que les parece irrespetuoso que se tenga recurso suficiente para pagar las campañas electorales y para diversos tipos de becas, pero no para garantizar el tratamiento de niños que padecen una enfermedad tan peligrosa como el cáncer. Fuente La Jornada Zacatecas

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *