El director ejecutivo de JPMorgan Chase & Co, Jamie Dimon, advirtió de un “huracán” mientras la economía lucha contra el crecimiento inducido por las ayudas fiscales, el ajuste cuantitativo y la invasión rusa a Ucrania.

Dimon, que había dicho en mayo que había nubes de tormenta que se cernían sobre la economía estadounidense, afirmó que quería cambiar esa evaluación dados los desafíos que enfrenta la Reserva Federal mientras se prepara para un entorno sin precedentes.

“Dije que había nubes de tormenta, grandes nubes de tormenta. Es un huracán”, señaló el miércoles en una conferencia patrocinada por AllianceBernstein Holdings.

“En este momento está un poco soleado, las cosas van bien, todos creen que la Fed puede manejarlo. Ese huracán está ahí, viniendo hacia nosotros. No sabemos si es uno menor o la ‘supertormenta’ Sandy. Será mejor que se preparen”, advirtió Dimon.

Las acciones de la compañía cayeron un 1.8 por ciento a 129.90 dólares en Nueva York después de los comentarios de Dimon sobre la economía, extendiendo las pérdidas acumuladas este año a un 18 por ciento.

Dimon adelantó que JPMorgan se está apuntalando para la turbulencia siendo conservador con su balance y preparándose para tomar medidas “con toda esta incertidumbre de capital”. “Quiero volver a deshacerme de los depósitos no operativos, lo que podemos hacer en tamaño, para protegernos y poder atender a los clientes en tiempos difíciles”, afirmó. “Ese es el contexto con el que estamos lidiando”.

Aun así, destacó la fortaleza del consumidor, el aumento de los salarios y la abundancia de empleos como las “nubes brillantes que hay”. “Pero es diferente: la Fed tiene que hacer frente a esto elevando las tasas y el QT. La parte nueva de esto no son el aumento de las tasas, es el QT”, refiriéndose al ajuste cuantitativo. Con información de El Financiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.