En China, autoridades pidieron al fundador del gigante inmobiliario Evergrande, Xu Jiayin, que use su fortuna personal para ayudar a enfrentar la enorme deuda de la empresa, según informes reportados por la prensa local.

La crisis de liquidez de una de las principales empresas chinas minó el sentimiento de los inversionistas y sacudió el mercado inmobiliario chino, al tiempo que desató temores de un posible contagio a toda la economía.

La semana pasada, el grupo pagó inesperadamente los intereses de un bono offshore justo antes del vencimiento del plazo el sábado.

La agencia Bloomberg News informó también que Pekín presionó a Xu a usar sus propios recursos para ayudar a pagar la deuda de la empresa, citando a personas informadas del tema.

Sin embargo, es poco probable que Xu pueda tener mayor impacto en la deuda de Evergrande, de más de 300,000 millones de dólares, ya Bloomberg informó que su fortuna personal es de menos de 8,000 millones.

Xu, de 63 años, fue una vez la persona más acaudalada de China, con más de 40,000 millones de dólares pocos años atrás, antes de que estallaran los problemas para la empresa.

Fuentes citadas por Bloomberg dijeron que gobiernos locales en toda China monitorean las cuentas bancarias de Evergrande para asegurar que sus recursos se usen para completar proyectos de vivienda y no se desvíen al pago de deudas.

Las medidas de control de China sobre su endeudado sector inmobiliario provocaron la crisis de liquidez de Evergrande y golpearon a otras empresas.

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.