En Norteamérica, el gobierno de Estados Unidos declaró este jueves 04 de agosto una emergencia de salud pública nacional por el brote de viruela del mono, en un momento en el que se registran cerca de 7,000 casos en el país.

Con la iniciativa el gobierno espera llevar la respuesta a la enfermedad «al siguiente nivel», afirmó el secretario de Salud, Xavier Becerra.

La decisión federal se da luego de que los estados de Nueva York y California declararan también un estado de emergencia por el rápido aumento de casos de este virus, endémico de África pero que desde mayo se ha detectado en al menos 75 países.

De la misma forma, el pasado julio la Organización Mundial de la Salud también emitió una alerta global por la viruela del mono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.