Tras varias semanas sumido en el escándalo Disney intenta dar un paso hacia delante. La casa del ratón Mickey se encuentra en el ojo del huracán desde el 9 de marzo, cuando empleados de Pixar enviaron una carta acusando a los ejecutivos de la compañía de censurar “afecto abiertamente gay” en sus películas. La carta formaba parte de una protesta mayor en rechazo a la decisión inicial del CEO Bob Chapek, de no hacer pública la oposición del estudio contra la ley ‘Don’t say gay’ (un proyecto de ley en Florida que pretende censurar la educación de género y diversidad sexual en las escuelas), y al parecer habría desembocado en un cambio histórico.

Según fuentes consultadas por Varietypronto veríamos la primera escena abiertamente homosexual en una película de Pixar/Disney. Nada menos que en el spin off de Toy Story, Lightyear.

Una fuente cercana al filme, que como el título indica estará centrado en la figura de Buzz Lightyear, asegura que incluye un personaje femenino importante llamado Hawthorne que mantiene una relación con otra mujer. Afirman que el estudio nunca cuestionó la naturaleza de dicha relación pero que un beso entre ambas había sido eliminado del metraje. Sin embargo, tras la polémica destapada por los empleados de Pixar y la criticada forma en cómo Bob Chapek lidió con el manejo de la ley ‘Don’t say gay’ como representante del estudio, el beso se habría vuelto a incluir hace unos días.

El cambio, sin dudas, supone un punto de inflexión histórico en cuanto a la representación LGBTQ en las películas animadas de corte familiar e infantil, al tratarse de un paso que ningún estudio se había atrevido a dar de manera explícita. Por lo general, cualquier tipo de referencia ha sido sutil y al pasar, sin terminar de elevar la representación de igualdad a la máxima potencia. Por ejemplo, con una escena en Toy Story 4 donde aparecen dos madres despidiéndose de su niño en el jardín de infantes o una secuencia breve en Buscando a Dory donde se ve lo que parece ser una pareja lésbica. O el caso de Onwardcon la única muestra de una relación LGTBIQ+ que hemos podido ver en una película de Pixar hasta el momento, cuando una policía cíclope hace referencia a su novia con una frase casi imperceptible.

Mientras el cortometraje Outsobre un hombre gay que intenta salir del armario con sus padres, fue relegado al streaming en Disney+ y no acompañó al estreno de ninguna de sus películas como habitualmente ocurre con sus cortos. Por otro lado, Los Mitchel contra las máquinas de Sony Pictures dio un paso más lejos al convertir a su protagonista, la adolescente Katie, en representante LGBTQ de manera explícita. Sin embargo, la revelación llega al final cuando su madre hace una referencia pasajera sobre su novia.

No obstante, según exempleados de Pixar consultados porVariety, dicho estudio lleva “años intentando incorporar identidad LGBTQ en sus historias de manera grande y pequeña”, pero señalan que esos intentos fueron constantemente frustrados. Es más, añaden que encuentran difícil añadir representación como parte del decorado secundario. Algunas de las fuentes destacaron que se intentó incluir en películas que transcurren en ciudades con una importante representación LGBTQ, como Nueva York en Soul o San Francisco en Del Revés, pero también habrían sido desestimados. Una de las fuentes señala que se había colocado un sticker con la bandera del arcoíris en la ventana de una tienda, pero que fue eliminado porque se consideró que “distraía”.

En la carta escrita por los empleados de Pixar detallan que las “revisiones corporativas” de Disney fueron las responsables de los cambios en la representación LGBTQ en las películas del estudio. Sin embargo, ninguna de las fuentes consultadas por Variety tiene conocimiento de primera mano de las supuestas censuras. Es más, añaden que Pixar recurría a la autocensura para contentar la revisión de Disney dado que el estudio necesita llevar sus películas a territorios hostiles con la comunidad, como China, Rusia y algunos países de Asia. Precisamente una de las escenas que hacen referencia a la identidad de la policía ciclope en Onward fue censurada en Omán, Qatar, Arabia Saudita y Kuwait. Y por eso la inclusión del beso en Lightyear se torna aun más importante e histórico.

Porque se trata del spin off de una saga exitosa y de una película centrada en un personaje muy querido por el público. La inclusión explícita de un beso gay rompería barreras representativas en la animación y desafiaría tanto a la censura de algunos países como a la propia ley Don’t say gay, aportando representación dentro de una película para un público en edad escolar. No solo supondría una respuesta directa de Disney a la acusación de los empleados de Pixar, sino que cambiaría las tornas para siempre en la industria animada familiar bajo la batuta de un gigante. Podría decirse que el beso de Lightyear podría ser el principio del cambio. Lightyear tiene previsto su estreno el 17 de junio de 2022. Con información de Cine 54 y Variety

Por Redaccion Digital

Mexicana,comunicòloga.#RedesSociales #CommunityManager #SocialMedia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.