Un equipo de arqueólogos descubrió una canoa maya de madera que se cree que tiene más de 1.000 años en el sur de México. La embarcación fue hallada casi completamente intacta, sumergida en un cenote cerca de las ruinas de la ciudad maya de Chichén Itzá.

El objeto, que ha sido asociado al periodo Clásico Terminal (830-950 después de cristo), fue encontrado “en buen estado de conservación” durante la prospección del Tramo IV de la obra, una de las más emblemáticas del gobierno mexicano, que va de Izamal, Yucatán, a Cancún, Quintana Roo en el sitio arqueológico de San Andrés.

La canoa mide 1,60 metros de largo, por 80 centímetros de ancho y 40 centímetros de alto y se cree que podría haberse empleado para la extracción de agua del cenote o para el depósito de ofrendas durante los rituales, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El extraordinario hallazgo se produjo durante las obras de construcción del nuevo ferrocarril turístico conocido como Tren Maya, que conecta los estados de Yucatán y Quintana Roo, en el sureste del país.

«La relevancia radica en que es la primera canoa de este tipo que se encuentra completa y tan bien conservada en el área maya, habiendo también fragmentos de estas embarcaciones y remos en Quintana Roo, Guatemala y Belice», dijo Helena Barba Meinecke, responsable de la Oficina Península de Yucatán de la Subdirección de Arqueología Subacuática del INAH.

Barba Meinecke añadió que el descubrimiento se dio mientras los arqueólogos acudían a la exploración y registro de un cenote, un pozo y una rehoyada por donde pasa esta obra de infraestructura.

La institución agregó que los arqueólogos también habían descubierto piezas de cerámica, un incensario, más de 40 vasijas, además de un cuchillo ritual y pinturas murales en una pared rocosa del cenote, así como una osamenta humana, entre otros vestigios.

En noviembre se realizará una nueva prospección a la canoa, a fin de precisar su antigüedad y conocer exactamente de qué árbol es la madera, para lo que contarán con el apoyo de expertos de la Universidad La Sorbona, de París.

La civilización maya floreció antes de que los españoles conquistaran la región. En su tiempo, los mayas gobernaron grandes extensiones de territorio en lo que hoy es el sur de México, Guatemala, Belice y Honduras.

El brillante invento de los mayas (que aún se usa hoy) para levantar una majestuosa urbe en un lugar sin agua

La canoa ha sido fechado tentativamente entre 830-950 d.C., hacia el final de la edad de oro de la civilización maya.

Alrededor de este período, la civilización maya sufrió un gran colapso político, marcado por el abandono de ciudades repartidas por la actual Centroamérica, dejando ruinas de imponentes pirámides y otros edificios de piedra.

No hay una teoría única aceptada para explicar este colapso, pero se cree que una combinación de factores, como una guerra interna, la sequía y la superpoblación pueden haber contribuido.

El llamado Tren Maya es un proyecto multimillonario del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que se extenderá por cinco estados del sur de México.

Los defensores del proyecto dicen que la red ferroviaria ayudará a aliviar la pobreza en la región. Pero los críticos argumentan que puede dañar los ecosistemas locales y sitios no descubiertos de importancia histórica. Sobre el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la mayoría de la gente está a favor de la construcción del Tren Maya. Sin embargo, reconoció que hay adversarios que se oponen a todos los proyectos de su gobierno.

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.