Nusrat Jahan Rafi, era una joven de 19 años de edad que acudió a la Policía para presentar una denuncia en contra del director de su escuela por acoso sexual. Dos semanas después fue rociada con queroseno y le prendieron fuego. Este ominoso caso pone de manifiesto la vulnerabilidad de las mujeres y ha indignado a todo Bangladesh, el país donde ocurrió el terrible hecho.

En aquella nación, denunciar el acoso sexual deja a las mujeres en una situación de riesgo: son revictimizadas por la sentencia pública, la posible venganza del agresor e incluso por ataques violentos por parte de la comunidad. La joven relató que el director la llamó a su oficina y le realizó tocamientos en repetidas ocasiones.

Luego Nusrat presentó su denuncia en la comisaría local, durante el procedimiento un oficial grabó su declaración y de manera inexplicable el video fue filtrado a medios locales. La policía detuvo al director y, en respuesta, se realizaron manifestaciones organizadas por estudiantes varones del plantel con el fin de que liberaran al director.

Después de esto, Nusrat Jahan Rafi asistió a sus exámenes finales acompañada de su hermano. “Intenté llevar a mi hermana a la escuela e intenté entrar en las instalaciones, pero me detuvieron y no me permitieron entrar», relata Mahmudul Hasan Noman, hermano de Nusrat.

Con engaños, una estudiante llevó a Nusrat al tejado de la escuela, ahí un grupo de personas con burkas la rodearon y la presionaron para retirar la denuncia, sin embargo ella se negó, entonces le prendieron fuego.

La intención de los atacantes era hacer que pareciera suicidio, informó Banaj Kumar Majumder, jefe de Policía. El 80 por ciento del cuerpo de la joven quedó afectado por el fuego. Mientras era llevada por la ambulancia, la estudiante grabó un testimonio final. El profesor me tocó. “Combatiré este crimen hasta mi último aliento”, dijo. Desafortunadamente por su estado de salud no fue posible salvarla. La noticia conmocionó al país y miles de personas asistieron al funeral de Nusrat.

Desde entonces, la policía ha arrestado a 15 personas, siete de ellas supuestamente involucradas en el crimen. Entre los arrestados están los dos estudiantes que organizaron la protesta de apoyo al director. El director mismo permanece bajo custodia. El agente de policía que grabó la denuncia de Nusrat ha sido retirado de su puesto y trasladado a otro departamento y la primera ministra, Sheikh Hasina visitó a la familia de Nusrat en Daca y prometió que todas las personas involucradas en el crimen serán llevadas ante la justicia. Con información de BBC.

Nusrat Jahan Rafi era una joven de 19 años de edad que denunció acoso sexual, fue quemada viva

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com