Por Jorge A. Leyva

Los denominados “súper delegados”, representantes del Gobierno Federal en las entidades del país no estarán por ningún motivo, por encima de una autoridad local, de la autoridad de un gobernador mucho menos, que son los representantes populares elegidos y emanados por el pueblo, ha reconocido el propio Andrés Manuel López Obrador, esto como uno de los principales acuerdos que hay ya en la mesa con los gobernadores electos y en funciones. Y es que de los remanentes que hay de la reciente reunión de los mandatarios de los estados de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) con el presidente electo, fue este tema que ha llamado la atención, porque incluso hay queiens les ha dado por llamarlos, no sé si a modo de guasa o chunga, “vicegobernadores” cosa totalmente alejada de la realidad.

El propio López Obrador ha dado garantías a los gobernadores de que estos representantes del Gobierno federal respetarán la autonomía de los Gobiernos estatales, pues el cambio de un grupo de delegados a sólo uno obedece únicamente al plan de austeridad republicana. es decir para generar ahorros y bajar la nómina de funcionarios gubernamentales. Se respetará pues la autonomía de los Gobiernos estatales y estarán supeditados a eso. Vaya, era ridículo pensar que un funcionario de medio pelo o mando medio sea quién ejerciera funciones para las que ni si quiera fue electo, como si sucede con un gobernador. Bueno las leyes están para eso. Nuestras instituciones democráticas plenamente formadas están ahí para respetarse y hacerse respetar. Luego entonces el cambio de un grupo de más de 50 delegados federales que luego existen en las entidades del país, pasará a sólo uno obedeciendo únicamente al plan de austeridad que impulsa el tabasqueño.

El objetivo del Presidente López Obrador es claro, se busca con la eliminación de delegados y subdelegados para que esa nómina tan grande se reduzca. Así de simple. Luego entonces los gobernadores de las 32 entidades del país ya ha dicho que sí a la propuesta, planteada ya en la segunda reunión que sostuvieron los gobernadores con Andrés Manuel López Obrador y que también congregó a nueve gobernadores electos, quienes entrarán en funciones en los próximos meses. Mientras exista esa claridad en las funciones de los delegados claro que no existirá ningún problema, mucho menos podrán los delegados federales usar los recursos para fines propios o partidistas. Deberán ceñirse a responder por los recursos de ramos federales y de los propio programas sociales. Así que esos “super delegados federales” o se dedican a trabajar o la grilla se los va a comer. Les comparto nuestro correo electrónico: jordymx@hotmail.com y en twitter nos puedes encontrar como: @JorgeLeyva_

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com