Manuel Merino, el presidente interino de Perú, renunció a su cargo este domingo 15 de noviembre tras una semana intensa de protestas ciudadanas en el país para exigir su renuncia. El propio mandatario hizo el anuncio en un mensaje a la nación.

Merino, el tercer presidente desde 2016, y fue quién orquestó desde el Congreso la destitución de su antecesor Martín Vizcarra, un líder popular que inició una cruzada contra la corrupción en el país sudamericano.

Su dimisión se dio luego que crecieran las presiones de diversos sectores para que renunciara tras las protestas masivas que dejaron los primeros dos fallecidos la víspera y luego que buena parte de los integrantes de su gabinete ministerial dimitiera.

“El Perú merece seguir adelante», justificó Manuel Merino.

Los líderes del Parlamento unicameral se disponían a elegir durante la jornada a uno de los 130 legisladores que convertirá en el presidente que debe gobernar hasta completar el mandato el 28 de julio de 2021.

El presidente del Congreso, Luis Valdez, dijo previamente a una televisora local que “tenemos que evaluar no solo la renuncia de Merino sino ver la forma constitucional de que se pueda resolver esta crisis política”.

El país enfrenta su peor crisis política en dos décadas en medio de protestas masivas que dejaron dos muertos y más 100 heridos, según indicaron las autoridades.

Las protestas contra Merino, de 59 años, empezaron desde el pasado lunes y el sábado se llevaron a cabo en las principales ciudades de los Andes y la Amazonía.

En Lima más de 5 mil manifestantes con mascarillas y protectores faciales llevaban carteles que decían “Merino no es mi presidente”, entre otras frases.

La seguridad social confirmó dos muertes por «proyectiles de armas de fuego». Jack Pintado, de 22 años, recibió 11 impactos en el cráneo, rostro, tórax y genitales, mientras Jordan Sotelo, de 24 años, cuatro heridas en el tórax “a la altura del corazón”, se informó.

El Ministerio de Salud añadió que 94 quedaron heridos, entre ellos 63 hospitalizados, varios con politraumatismos, inhalación de gases lacrimógenos y heridas de armas de fuego.

Pero Mar Pérez, abogada de la reconocida organización Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, dijo que tras recopilar información habían 112 heridos y 41 manifestantes con paradero desconocido.

El experto en seguridad y exministro del Interior José Pérez indicó a la prensa que las carabinas para disparar perdigones de goma eran armas «menos letales» y su peligrosidad aumentaba dependiendo de la “cercanía con la que se dispara, a donde va el disparo y la cantidad de pólvora que tiene el cartucho”.

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *