Un nuevo estudio científico estima que aproximadamente 3.2 millones de nuevos casos de diabetes en todo el mundo fueron causados por la contaminación del aire en 2016. Esta nueva estimación, realizada en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington y publicada en The Lancet Planetary Health, responsabiliza a la contaminación por el 14 por ciento de los casos nuevos de diabetes a nivel mundial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 422 millones de personas viven con diabetes tipo 2 en todo el mundo, y esto representa un incremento de casi el 400 por ciento con respecto a la incidencia de la enfermedad en 1980. Los expertos creen que esta escalada se debe a la contaminación, además de a factores como la genética, el peso, la dieta y  la actividad física.

Los responsables de activar la enfermedad serían las microscópicas partículas suspendidas que son despedidas por autos y fábricas, y generan reacciones químicas en la atmósfera, se quedan flotando como una bruma o ‘smog’ y hacen más difícil respirar.  Este estudio es uno de los primeros que cuantifica el vínculo entre las partículas suspendidas y la diabetes. La estimación final del estudio fue concluyente: aproximadamente 8.2 millones de años de vida sana se perdieron en todo el mundo debido a casos de diabetes relacionada con la contaminación.

Por Jorge A. Leyva

Periodista. Licenciado en Comunicación. Columnista en Agenda Setting Diario. Comentarista de política en radio. Journalist. Fan del Café Necesario Marketing Político y Social Media Publicidad: jorgeleyva@agendasettingdiario.com